Now Playing Tracks

A mi hijo, en DK, le regalaron afuera de un supermercado, una maceta con lo que él creía que eran cebollas. Unos días más tarde, las “cebollas” florecieron. Tres narcisos de un amarillo furioso le muestran que terminó el invierno y que sale el sol.

Celebro desde acá el inicio de la primavera del hemisferio norte, recordando que siempre después de la tormenta, sale el sol.

We make Tumblr themes